per naixements sense violència / por nacimientos sin violencia/ for childbirth without violence
         per naixements sense violència / por nacimientos sin violencia/ for childbirth without violence    

Shiatsu y Maternidad

El shiatsu es una terapia manual japonesa, basada en los principios de la medicina tradicional china, que aplica presión, estiramiento y balanceos a puntos y canales específicos del cuerpo, en los que se reflejan órganos, músculos y huesos. Permite reestablecer el equilibrio del cuerpo, mejorando la energía vital y activando los sistemas curativos del organismo.

 

El Zen Shiatsu es una poderosa herramienta que puede ser de gran ayuda en todos los procesos de cambio que trae consigo la maternidad, ofreciendo a la madre y al hijo/a apoyo y soporte físico y emocional para llevar a cabo esta poderosa tarea con serenidad.

 

El shiatsu ayuda a disminuir las tensiones que puedan aparecer y ayuda a prevenir complicaciones, siendo de gran apoyo para gozar de esta experiencia humana única, enriquecedora y gratificante.

 



Shiatsu y Embarazo

El sentido táctil esta tan desarrollado en el feto como el auditivo. El fluido amniótico y las paredes del útero proporcionan una suave y continua estimulación como la de flotar en aguas cálidas. El shiatsu puede aportar estimulación adecuada tanto para la madre como para el desarrollo sensorial del bebe.

El trabajo del terapeuta de shiatsu depende de las necesidades de la mujer y del período de gestación en el que se encuentre. El shiatsu no sigue siempre una misma rutina de masaje. El terapeuta "escucha" con sus manos al receptor; es el cuerpo de la mujer el que le dicta qué tipo de estiramientos o movilizaciones deben hacerse, qué meridianos se deben trabajar y con qué tipo de energía debe llevarse a cabo este trabajo.

El cuerpo varía su energía constantemente, y el terapeuta debe saber interpretar esos cambios, para ser flexible durante el tratamiento. Por otro lado, para preparar el parto, suelo sugerir algunas visualizaciones, que la futura mamá puede utilizar llegado el momento; y, en el caso de que yo esté a su lado durante el parto, se las voy recordando, con el fin de facilitarle el trabajo.

Durante el embarazo el Zen Shiatsu puede ayudar:          

  • aumentando la consciencia corporal
  • regulando los estados emocionales fluctuantes, dando beneficios psicológicos
  • estimulando el desarrollo sensorial del bebé a través de la madre
  • aliviando o evitando problemas típicos:

-náuseas y vómitos

-dolores de espalda

-digestión

-insomnio

-edemas

-calambres en las piernas

-previene eclampsia y preeclampsia

Se recomienda una sesión mensual desde la concepción -o antes- y una vez cada quince dias a partir de la semana 32 de gestación.



Shiatsu y Parto

SÓLO se interviene con Shiatsu durante el parto, en caso que se presenten complicaciones o zonas especialmente dolorosas, antes de recurrir a la intervención médica hospitalaria, puesto que si respetamos la fisiologia del parto tenienedo en cuenta las necesitdades básicas de cada mujer en cada momento, su cuerpo está diseñado y preparado para dar a luz sin ninguna intervención externa.

 

Durante el parto el Zen Shiatsu puede ayudar:



  • cuando hay tensión y miedo: efectos relajantes del sistema nervioso
  • en caso de rotura de bolsa y ausencia de contracciones
  • en caso de contracciones sin dilatación
  • en caso de trabajo de parto muy prolongado: efectos tranquilizadores, relajantes y revitalizantes
  • en caso de expulsivo prolongado: ayuda al descenso del niño
  • en caso de dificultades en el alumbramiento de la placenta

Shiatsu y Posparto

El Zen Shiatsu ayuda a restablecer la energia perdida durante el parto y a fortalecer a la madre, actuando también en la recuperación del estado anímico equilibrado para que pueda disfrutar de una crianza sana y feliz.